La Cruz

Posted in Uncategorized on febrero 22, 2008 by kukuxumusu

Cada mañana, lo primero que hacía en Arco era poner la Cruz a La Dolce Vita. De normal me costaba muy poco, pero basta que estuviera filmando para que resultara eterno. Aquí tenéis la versión cortada. Insisto que ningún otro día me llevó tanto tiempo la Santa Cruz.

Segunda parte del resumen.

Posted in Uncategorized on febrero 21, 2008 by kukuxumusu

¿Creíais que no había más videos? ¿Pensábais que esto iba a quedarse así? No; aún quedan más cosas. Por ahora, esta segunda parte del resumen de la estancia en Arco y el viaje de vuelta.

Carretera y manta. Arco por popa.

Posted in Uncategorized on febrero 19, 2008 by kukuxumusu

Ya he salido del parking, no sin dificultades. Ya sabía que el coche se había quedado sin batería, de tanto usarla para el portátil. Había traído mi amigo Jabi unas pinzas pero ha resultado que no valían. Al final, un tío de asistencia en viaje lo ha solucionado en un periquete. Yo creo que lo ha conseguido arrancar tan rápido porque tal y como decía, le daba mucho yuyu el coche fúnebre.

Antes de eso, ayer fue una noche para recordar. Además de venir Mikel desde Iruña junto con Jabi (amigo y gran apoyo a La Dolce Vita), nos juntamos con otros amigos y amigas, algunos de hace tiempo y otros desde ayer por la noche. Unos seis de Pamplona y otros tantos de Madrid. Lo pasamos muy bien todos con todos, nos reímos a ratos con unos a ratos con otros. Fue una manera cojonuda de despedir La Dolce Vita de Arco. Estuvo muy bien.

Y hoy esto. Volvía por la carretera oyendo la radio y ha sonado esta canción. Me ha recordado un clip que hice para http://www.captura.org y he cogido la cámara para grabar. Tal y como ha sido lo he colgado también ahora; sin ningún corte.

Y así he vuelto todo contento para casa, porque estoy cansado y me ha dado por venirme y descansar unos días. Eso sí, he navegado un poquito. Ya lo veréis.

Liquidaciones y Reta-les.

Posted in Uncategorized on febrero 18, 2008 by kukuxumusu

img_2644.jpg

El panorama ha cambiado y mucho. Aquí el pescado está vendido. Me he encontrado el parking desangelado, casi sin coches, y por lo tanto sin visitantes. Por el lado bueno, resulta que La Dolce Vita, al no estar ningún coche cerca, luce en todo su esplendor (oh, que frase más bonita).
Los hombres de traje ya no están, las visitas a Arco se limitan – de momento – a unos grupos de estudiantes que imagino vendrán aquí como excursión cultural del colegio, pero como llegan en autobuses a la puerta de Arco y no pasan por el parking, no creo que vean La Dolce Vita.
Me voy a dar un último paseo por Arco, para ver qué pasa. Dicen que hoy es el día en que se cierran las transacciones de arte. A mí se me han acercado estos días un par de personas, más o menos interesadas en – al menos – plantearse algo con La Dolce Vita. Puede que hoy aparezcan o me llamen para aceptar mi único precio. Pero si no es así, no pasa nada.
La Dolce Vita no nació para ser vendida, a no ser que su venta permitiera una Vita aún más Dolce. Así que pase lo que pase estará bien.
Voy para dentro de Arco, a ver si veo cheques aleteando y volando de stand en stand. Stand locos estos artistas.

Llueve en Madrid.

¿Qué será, será?

Posted in Uncategorized on febrero 18, 2008 by kukuxumusu

Hoy Arco acaba; acaba Arco. Todavía no he ido para allá para estar junto a La Dolce Vita. Aún sigo en el hotel, porque todavía no se ha abierto eso. Pero me he puesto a pensar: “¿Y ahora qué hago?”. La respuesta es “ni idea” o “ya veré”.

 De momento lo que me apetece es desayunar, que parece que mi estómago está restablecido y me he despertado hambriento. Luego os escribiré más cosas.

Admito ideas o sugerencias para qué hago después de Arco. Aunque una medio idea ya ronda mi cabeza. Hasta ahora.

Mi despacho en Arco

Posted in Uncategorized on febrero 17, 2008 by kukuxumusu

Este es el sitio donde el sábado empezaron mis males y que utilizo como despacho.

CON 2 COJONES

Posted in Uncategorized on febrero 17, 2008 by kukuxumusu

img_264222.jpg

Es que ya estoy de nuevo en Arco y, según me estaba disponiendo a empezar a escribir, ha pasado un tío que repartía propaganda por los coches aparcados y cuando ha llegado a mí, me ha vistgo que le estaba mirando con cara de “no me dejes propaganda en mi magnífico coche, por favor”, así que ha venido hasta la ventanilla y en vez de dejármelo en el parabrisas, me la ha dado en mano. Es de una marca de camisetas que se llama así. Parece que para tener éxito en ese mundillo lo del nombre tiene su importancia.

Por lo demás, estoy flojillo pero bien. Vamos, como el que se ha pasado el día anterior echando todo lo posible. Ahora estaba pensando si desayunaba o no, porque por un lado me apetece pero por otro me da miedo. Y ya estaban unos haciéndole fotos a La Dolce Vita y ya alguno se ha acercado a preguntar por la obra.

Luego colgaré más palabritas, porque tengo que recuperar el tiempo perdido y quiero que me pasen hoy muchas cosas y muy interesantes y divertidas para contaros. Mientras tanto, os dejo.